Si buscas recorrer la mejor ruta de montaña de Europa, la has encontrado.

Información

DESCRIPCIÓN

Hay un dicho popular que dice que antíguamente una ardilla era capaz de cruzar la Península Ibérica de rama en rama, sin tocar el suelo. ¿Podría un montañero cruzarla de cima en cima o de sendero en sendero?

La Travesía Pireno-Cantábrica une Pirineos, Cordillera Cantábrica y Camino de Santiago, con una clara vocación de alta ruta.

Comienza en el Cap de Creus, a orillas del Mar Mediterráneo, y tras un tramo junto al mar, asciende al cordal pirenaico. A medida que las montañas se van haciendo más escarpadas, la ruta empieza a enlazar más collados y menos cordales, evitando trepadas o pasos complicados, y en caso de haberlos, con variantes alternativas.

En cualquier caso, se intenta siempre enlazar los más bellos parajes entorno a la divisoria de aguas pirenaica, dando vista a las prominentes cimas, imponentes glaciares, verdes valles y mágicos lagos que hacen de Pirineos el paraiso de todo montañero.

A partir del Orhi (último pico de 2000m del Pirineo) la montañas empiezan a perder altura y resultan más sencillas de recorrer. Las montañas vascas justo llegan a superar los 1500m y están compuestas por frecuentados macizos como Aralar, Aizkorri, Gorbea o Gorobel.

A partir de Reinosa, la ruta vuelve a sobrepasar los 2000m, siguiendo frecuéntemente la divisoria de aguas cantábrico-mediterránea. Los senderos no son siempre claros y muchos de ellos son más frecuentados por animales que por personas. Algunos de esos animales son tan únicos como urogallos, perdices pardillas, liebres de piornal, lobos y por supuesto, osos pardos.

Esas sensaciones de soledad y entorno salvaje, hacen que llegar hasta Galicia genere una grata sensación de aventura de exploración. A pesar de estas sensaciones, la Cordillera Cantábrica está íntimamente ligada a los humanos, con abundante pastoreo y con algunas tradiciones ancestrales que todavía hoy persisten, como la trashumancia o los teitos.

Para acabar, existe la posibilidad de enlazar con el Camino de Santiago y llegar hasta Finisterre, el fin del mundo de la época romana.


RUMBO DE LA RUTA: De E a W.

Lo habitual es caminar más tiempo por la mañana que por la tarde. Por lo tanto, lo haremos más tiempo con el Sol a nuestra espalda y no de frente. Además, las nubes suelen desarrollarse durante el día y es probable que nos protegan del Sol frontal cuando decidamos alargar la jornada.

Esto tiene varias ventajas:
-Se evita la evidente molestia de estar horas y horas con el Sol delante.
-Se contempla mejor y más relajadamente el paisaje, tanto el cercano, como el del horizonte.
-Las fotos a favor del Sol (no en contra) siempre son mejores.
-Se reduce la radiación solar en una parte tan sensible como la cara.

Desventajas:
-Si se pretende realizar la Travesía Pireno-Cantábrica en una sola temporada, empezar por el E obliga a empezar más tarde para evitar la excesiva nieve que pueda quedar en primavera, ya que en la parte pirenaica la ruta asciende a mayores alturas.


OBJETIVOS

Crear una red de senderos y caminos que permita completar la travesía en modalidades diferentes: A pie en autonomía, a pie por etapas con alojamiento, a pie en circulares, en bicicleta de montaña, haciendo cicloturismo...

Desarrollar la mejor "enciclopedia" de estas montañas, destacando sus valores naturales, culturales, históricos, gastronómicos, etc., así como los peligros que las amenazan.

Hacer un llamamiento a la unión de los espacios naturales protegidos y acabar con la fragmentación de los habitats, como ya pretenden proyectos como la Reserva de la Biosfera Gran Cantábrica y Gran Corredor Ecológico europeo.

Fomentar la conexión humanos-naturaleza para impulsar el respeto por la misma y la mentalidad ecológica en el día a día.


MEDIDAS PARA REDUCIR EL IMPACTO EN EL ENTORNO

Ya que uno de los objetivos principales de la creación de esta travesía es la conservación de la naturaleza, se recomienda lo siguiente:

-Lo habitual: No tirar desperdicios, no dañar la flora, no molestar a la fauna y en general, respetar el entorno.

-Lo no tan habitual: Rechazar y no utilizar servicios e infraestructuras invasivas en la montaña, tales como cables, escaleras, refugios guardados (hacen labor de albergue/hotel, no de refugio), taxis 4x4...

Estas últimas recomendaciones tienen como objetivo no convertir estás mágicas montañas en un parque de atracciones para montañeros, como ya ha sucedido en Alpes.


Disfrutemos del paraiso con ética.